Condena unánime de la justicia brasileña a Lula da Silva por corrupción

26.01.2018

Los tres jueces del tribunal decidieron ratificar el fallo y ampliar la pena a 12 años. Se complica su candidatura

La Justicia brasileña ratificó hoy la condena por corrupción pasiva y lavado de dinero contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) en una causa relacionada con el escándalo por los desvíos de fondos relacionados con la petrolera estatal Petrobras.

Los tres jueces del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región de la ciudad de Porto Alegre ratificaron la sentencia del magistrado Sérgio Moro contra el exmandatario por haber recibido un apartamento en un balneario a cambio de favorecer a la constructora OAS.

Los magistrados votaron por unanimidad a favor de elevar a doce años y un mes la pena de Lula frente a los nueve años y medio que le había impuesto el juez de primera instancia.

La decisión adoptada por este tribunal de segunda instancia abre la puerta a la inhabilitación política de Lula y deja en manos de la Justicia electoral su posible candidatura presidencial.

João Pedro Gebran Neto, Leandro Paulsen y Victor Luiz dos Santos Laus rebatieron todos los argumentos de la defensa del ex mandatario y elevaron la condena de nueve años y medio a 12 años y un mes de prisión.

"Hay prueba, encima de lo razonable, de que Lula fue uno de los articuladores, si no el principal, de la trama de corrupción" que operó en la estatal Petrobras, afirmó durante la mañana Gebran Neto, instructor del caso.

Los tres miembros de la sala octava del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región fueron unánimes al concluir que quedó comprobado que Lula recibió el derecho a disfrutar de un lujoso apartamento en la playa de Guarujá como soborno de la constructora OAS por el favorecimiento en contratos con Petrobras.

Aunque Lula nunca fue el propietario del apartamento, la fiscalía dijo que la constructora OAS se lo prometió como soborno. Luego de alcanza un acuerdo judicial, un antiguo director general de la empresa testificó que la casa estaba reservada para el exmandatario.

Además de elevar la pena, los tres coincidieron en que Lula tendrá que cumplirla en régimen cerrado y que podrán ordenar su detención cuando la defensa no cuente con más recursos para intentar modificar la condena en segunda instancia.

La defensa del expresidente brasileño había pedido más temprano la nulidad por "falta de pruebas" del proceso contra su defendido, en la audiencia que tiene lugar hoy en un tribunal de segunda instancia en Porto Alegre.

Lula y sus abogados alegan que el expresidente nunca fue dueño ni residió en el departamento, y que solo lo visitó una vez para considerar una oportunidad de negocio que nunca salió adelante.

"Lo que se tiene es un proceso nulo que generó una sentencia nula y un proceso en el que no fue hecha la prueba de la culpa, pero sí la prueba de inocencia, que pido que sea reconocida", afirmó Cristiano Zanin Martins, abogado de Lula, en el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF4).

La polémica vivienda, de 3,197 pies cuadrados en el complejo Solaris, está frente a Playa Asturias, una de las más concurridas de Guaruja, una ciudad decadente que en su día fue el centro de recreo para la élite del estado de Sao Paulo.

Lula es el favorito en todas las encuestas de intención de voto para las presidenciales de octubre próximo y el Partido de los Trabajadores asegura que no tiene planes para postular a otro candidato y que insistirá en la candidatura del expresidente hasta la última instancia.

El dirigente ha sido el presidente más popular de la historia de Brasil, pero a la vez acumula un total de siete causas abiertas en la Justicia, la mayoría por sospechas de corrupción, y una condena.


Fuente: https://www.elnuevodia.com/noticias/mundo/nota/lajusticiadebrasilconfirmacondenaporcorrupciondeluladasilva-2392710/